Primavera en El Bierzo

La primavera en El Bierzo es una sinfonía de colores. Las primeras notas las dan las flores amarillas de las mimosas, el tojo y la retama. Más tarde las relevarán los tonos rosados  de los almendros y los melocotoneros. Y por fin llega el blanco puro de los ciruelos al que dan la réplica los cerezos y los perales, casi al unísono, mientras que los manzanos abren perezosos sus yemas. Pero aún nos sorprenderán las jaras, mariposas de intenso perfume. Y completarán la larga melodía los violetas del cantueso, la malva, la salvia…Todo esto acompañado por el zumbido de los insectos y el canto de los pájaros. La noche nos traerá el ulular del cárabo, de la lechuza, la ladra de los corzos…La vida estallando a cada paso. Emocionante espectáculo en el que nos sentimos muy pequeños ante tanta grandeza. Sin pensarlo, sin merecerlo, sin que tengamos que hacer el menor esfuerzo salvo parar nuestros pensamientos y dejarnos sentir parte de esa maravilla.